A- A+

Bookmark and Share

Leucemia, descripción general

¿Qué es la leucemia?

La leucemia es el cáncer de las células sanguíneas, normalmente de los glóbulos blancos. Las células leucémicas tienen un aspecto diferente al de las células normales y no funcionan correctamente.

¿Qué tipos de leucemia existen?

Existen cuatro tipos principales de leucemia, los cuales, a su vez, pueden subdividirse en subtipos. Cuando se clasifica el tipo de leucemia, el primer paso es determinar si el cáncer es:

  1. Leucemia linfocítica o mielógena: el cáncer puede producirse en los glóbulos blancos mieloides o linfoides. Según esto se subdivide en:

    • Leucemia linfocítica: se produce cuando el cáncer se desarrolla en los linfocitos (células linfoides).

    • Leucemia mielógena: se produce cuando el cáncer se desarrolla en las células mieloides, generalmente granulocitos o monocitos.

  2. Leucemia crónica o aguda: la leucemia puede ser aguda o crónica.

    • Leucemia aguda: las células nuevas o inmaduras, denominadas blastos, permanecen muy inmaduras y no pueden realizar sus funciones. La cantidad de blastos aumenta rápidamente y la enfermedad progresa en forma acelerada.

    • Leucemia crónica: las células leucémicas son más maduras y, a menudo, logran realizar algunas de sus funciones. Las células crecen más lentamente, y la cantidad aumenta con menor rapidez, por lo que la enfermedad avanza gradualmente.

Según estos hallazgos, la leucemia se clasifica cuatro tipos principales:

  • Leucemia mieloide aguda

  • Leucemia mieloide crónica

  • Leucemia linfocítica aguda

  • Leucemia linfocítica crónica

No obstante, existen más tipos y subtipos de leucemias.

¿Cuáles son los síntomas de la leucemia?

A continuación se enumeran los síntomas más comunes de la leucemia. Aunque cada persona puede experimentar los síntomas de una forma diferente, Algunos de los síntomas son:

  • Aumento de la susceptibilidad a las infecciones y fiebre

  • Sensación de debilidad o cansancio

  • Palidez

  • Dificultad para respirar

  • Hemorragias

  • Hematomas

  • Fiebre

  • Escalofríos

  • Falta de apetito

  • Pérdida de peso

  • Hinchazón o aumento de la sensibilidad en los nódulos linfáticos, hígado o bazo

  • Petequia. Lesiones pequeñas de color rojo debajo de la piel, formadas por hemorragias muy pequeñas.

  • Inflamación o sangrado de las encías

  • Sudor

  • Dolor en los huesos y articulaciones

Además, la leucemia aguda puede producir:

  • Dolores de cabeza

  • Vómitos

  • Confusión

  • Pérdida del control muscular

  • Convulsiones

  • Hinchazón de los testículos

  • Irritación en los ojos o en la piel

La leucemia también puede afectar a la piel, al sistema nervioso central, al tracto digestivo, a los riñones y a los testículos.

Los síntomas de las leucemias crónica y aguda pueden parecerse a los de otros trastornos de la sangre o problemas médicos. Siempre deje que el diagnóstico lo realice su médico.

¿Cómo se diagnostica la leucemia?

Además de un examen físico y de la historia médica completa, los procedimientos para el diagnóstico de la leucemia pueden incluir:

  • Aspiración de la médula ósea y/o biopsia. Un procedimiento que implica extraer una pequeña cantidad de fluido de la médula ósea (aspiración) y/o tejido sólido de la médula ósea (denominada biopsia central), generalmente del hueso coxal para someter a examen el número, tamaño y madurez de los glóbulos rojos y/o células anormales.

  • Recuento sanguíneo completo: se trata de un procedimiento mediante el cual se mide el tamaño, la cantidad y la madurez de las diferentes células sanguíneas en un volumen específico de sangre.

  • Otros análisis de sangre: pueden incluir química sanguínea, evaluación de la función renal y hepática y estudios genéticos.

  • Tomografía computada (también denominada TC o TAC). Un procedimiento de diagnóstico por imágenes que utiliza una combinación de rayos X y tecnología informática para producir imágenes horizontales o axiales (a menudo denominadas "planos") del cuerpo. Una TC muestra imágenes detalladas de las partes del cuerpo, incluidos los huesos, músculos, tejidos grasos y órganos. Las TC son más detalladas que las radiografías generales.

  • Imagen por resonancia magnética (IRM). Un procedimiento diagnóstico que utiliza la combinación de imanes grandes, radiofrecuencias y una computadora para producir imágenes detalladas de los órganos y las estructuras del interior del cuerpo.

  • Rayos X. Una prueba de diagnóstico que utiliza rayos de energía electromagnética para generar imágenes de tejidos internos, huesos y órganos en una placa radiográfica.

  • Ultrasonido (también denominado sonografía): se trata de una técnica de diagnóstico por imágenes que utiliza ondas sonoras de alta frecuencia y una computadora para crear imágenes de vasos sanguíneos, tejidos y órganos. El utrasonido se utiliza para ver el funcionamiento de los órganos internos y evaluar el flujo sanguíneo a través de varios vasos.

  • Biopsias de ganglios linfáticos: se trata de un procedimiento realizado para tomar muestras de tejido o de células del cuerpo para examinarlos bajo un microscopio.

  • Punción raquídea o punción lumbar: se trata de un procedimiento mediante el cual se coloca una aguja hueca especial en la parte baja de la espalda, en el interior del conducto espinal. Se trata del área que rodea a la médula espinal. De esta forma se puede medir la presión que existe en la conducto espinal y en el cerebro. Se puede extraer una pequeña cantidad de líquido cefalorraquídeo para examinar si existe una infección, células leucémicas o algún otro tipo de problema. El líquido cefalorraquídeo es el líquido que baña al cerebro y a la médula espinal.

Tratamiento de leucemia aguda y crónica

El médico determina el tratamiento específico de la leucemia aguda y crónica según:

  • Edad, estado general de salud e historia médica del paciente

  • El tipo de la leucemia y otros factores, tales como los cambios cromosómicos en las células

  • Qué tan avanzada se encuentre la enfermedad

  • Tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias

  • Las expectativas para la trayectoria de la enfermedad

  • La opinión o preferencia del paciente

El tratamiento puede incluir:

  • Quimioterapia o medicamentos de terapia dirigida.

  • Radioterapia

  • Trasplante de médula ósea o de células madre de sangre periférica

  • Terapia biológica, que utiliza el sistema inmunológico del cuerpo para combatir el cáncer

  • Cirugías

  • Transfusión sanguínea (glóbulos rojos, plaquetas)

  • Medicamentos para prevenir o tratar el daño a otros sistemas del cuerpo causado por el tratamiento de la leucemia

Memorial Health System’s Accreditations & Awards
Memorial Health System
401 Matthew Street, Marietta, OH 45750
(740) 374-1400
© 2014, Memorial Health System.
Belpre Campus ER 10 min
Marietta Memorial ER 11 min
Selby ER 11 min
Physicians Care Express-Marietta 10 min
Physicians Care Express-Belpre 10 min
Back to Top