A- A+

Bookmark and Share

Citomegalovirus (CMV)

¿Qué es el CMV?

El CMV es un virus relacionado con el grupo de infecciones del virus del herpes. Al igual que el herpes, a veces el CMV está inactivo; sin embargo, es una infección incurable y de por vida. El CMV es la infección viral congénita más común. También se lo conoce como citomegalovirus congénito o enfermedad de inclusión del citomegalovirus.

¿Cuáles son las causas del CMV?

El CMV asintomático es común en los bebés más grandes y en los niños pequeños. Está presente en la saliva, la orina, el semen y otros fluidos corporales. El virus se propaga con facilidad en los hogares y en las guarderías. La madre puede transmitírselo al feto durante el embarazo (CMV congénito) y al bebé durante el parto o la lactancia.

¿Por qué debemos preocuparnos por el CMV?

Más de la mitad de las mujeres en edad de procrear están infectadas con el CMV antes de quedar embarazadas. El nivel de riesgo de complicaciones del CMV parece ser bajo en este grupo ya que solo unos pocos bebés nacen con la infección. Además, estos bebés no parecen presentar enfermedades ni anomalías importantes.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades ("CDC", por sus siglas en inglés), aproximadamente entre el 1 y el 4 % de las mujeres tiene infecciones primarias de CMV durante el embarazo. Cuando esto ocurre, hay un riesgo mayor de que el bebé padezca complicaciones relacionadas con el CMV luego de nacer. Uno de cada 150 bebés con CMV congénito presentará signos de la infección al nacer. De ellos, aproximadamente la mitad padecerá complicaciones graves que incluyen pérdida de la audición, deficiencia visual, retraso mental o epilepsia.

A diferencia del CMV congénito, la transmisión durante el parto o a través de la leche materna no suele producir enfermedades en el bebé.

¿Cuáles son los síntomas del CMV?

La mayoría de los bebés con CMV congénito (presente al nacer) no presenta síntomas de la infección al momento de nacer. Sin embargo, cada bebé puede experimentar los síntomas de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • nacimiento prematuro;

  • bajo peso al nacer;

  • hepatomegalia e ictericia;

  • infección pulmonar;

  • anemia;

  • pérdida auditiva.

Los síntomas del CMV pueden ser similares a los de otras afecciones o problemas médicos. Siempre consulte al médico de su bebé para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica el CMV?

La mayoría de las infecciones del CMV en la madre no se diagnostican debido a que el virus provoca pocos síntomas. Una madre que ya ha contraído una infección de este tipo puede tener anticuerpos en su torrente sanguíneo. También, puede realizarse un cultivo de la garganta o de la orina de la madre o del bebé para detectar el virus.

Tratamiento para el CMV

El médico de su bebé determinará el tratamiento específico del CMV según:

  • la edad gestacional de su bebé, salud general e historia clínica;

  • la magnitud de la enfermedad;

  • la tolerancia de su bebé a determinados medicamentos, procedimientos o terapias;

  • las expectativas para la evolución de la enfermedad;

  • su opinión o preferencia.

Actualmente, hay muchas investigaciones en curso para crear fármacos antivirales que sean eficaces contra el CMV. En algunos casos, es posible que otros fármacos antivirales e inmunoglobulinas puedan ser efectivos.

Prevención del CMV

A pesar de que una persona infectada puede transmitir el virus en cualquier momento, lavarse bien las manos con agua y jabón es una forma efectiva de eliminar el virus de las manos. Además, hay muchas investigaciones en curso para desarrollar una vacuna que produzca inmunidad al CMV.

Memorial Health System’s Accreditations & Awards
Memorial Health System
401 Matthew Street, Marietta, OH 45750
(740) 374-1400
© 2014, Memorial Health System.
MMH Emergency Department 12 min
Selby General 10 min
Physicians Care Express-Marietta 13 min
Physicians Care Express-Belpre 30 min
Back to Top