A- A+

Bookmark and Share

Sepsis

¿Qué es la sepsis?

El término sepsis se refiere a una infección grave en la sangre que se extiende a todo el cuerpo. En los recién nacidos también se la conoce como sepsis neonatorum o sepsis neonatal.

¿Cuál es la causa de la sepsis?

La sepsis puede aparecer luego de una infección causada por microorganismos; como bacterias, virus, hongos o parásitos. Los bebés pueden contraer la infección durante el embarazo, del tracto genital de la madre durante el parto o por el contacto con otros luego del nacimiento.

Los recién nacidos tienen más posibilidades de desarrollar sepsis cuando la madre ha tenido complicaciones durante el embarazo que aumentan la probabilidad de contraer infecciones. Entre estas complicaciones se incluyen:

  • Ruptura prematura de las membranas (saco amniótico), o ruptura de la membrana por un período de tiempo prolongado

  • Problemas de sangrado

  • Parto con complicaciones

  • Infección en el útero o en el tejido placentario

  • Fiebre de la madre

Los bebés también pueden desarrollar sepsis al contraer infecciones luego del nacimiento por contacto con personas u objetos infectados. Los bebés que se hallan en la unidad neonatal de cuidados intensivos (UNCI) tienen mayor riesgo de contraer infecciones nosocomiales (adquiridas en el hospital). Muchos bebés en la UNCI son prematuros o tienen bajo peso al nacer lo que los hace más susceptibles a infecciones y más proclives a necesitar tratamientos o procedimientos invasivos. Los microorganismos que normalmente habitan en la piel pueden ocasionar infecciones si ingresan al cuerpo a través de catéteres u otros tubos insertados en el cuerpo del bebé.

¿Cuales microorganismos causan infecciones graves y sepsis en los bebés?

Antes del nacimiento

Durante el parto

Luego del nacimiento

Listeria monocytogenes

Estreptococo grupo B (EGB)

Virus respiratorio sincicial (VRS)

 

E. coli

Cándida

 

Virus del herpes simple

Haemophilus influenzae tipo b (Hib)

 

 

Enterovirus

¿Por qué es preocupante la sepsis?

La sepsis puede ser una amenaza para la vida de los recién nacidos, especialmente si el bebé tiene el sistema inmunológico debilitado por ser prematuro o por otra enfermedad. Cuando el sistema inmunológico inmaduro del bebé no puede luchar contra el microorganismo, la infección puede expandirse rápidamente y apoderarse del cuerpo, y causar enfermedades graves cómo la meningitis y la neumonía.

¿Cuáles son los síntomas de la sepsis?

La sepsis en los recién nacidos no siempre es fácil de identificar ya que a menudo estos no muestran los síntomas de infección de la misma manera que los bebés más grandes y los niños. A continuación se nombran algunos síntomas de infección en bebés recién nacidos. Sin embargo, cada bebé puede experimentar los síntomas de manera diferente según el tipo de organismo que cause la infección y la gravedad y ubicación de ésta. Los síntomas de infección pueden incluir lo siguiente:

  • Apnea (cese de la respiración) o dificultad para respirar

  • Bradicardia (descenso de la frecuencia cardíaca)

  • Descenso o inestabilidad de la temperatura

  • Succión débil

  • Palidez, piel marmórea o ictericia (coloración amarilla de la piel y los ojos)

¿Cómo se diagnostica la sepsis?

Una serie de exámenes de sepsis pueden ser necesarios para identificar la ubicación de la infección y el tipo de microorganismo que la causa. Los exámenes de sepsis pueden incluir los siguientes:

  • Exámenes de sangre.

  • punción lumbar (también llamada punción espinal). Se trata de una aguja especial que se coloca en la parte baja de la espalda, en el interior del conducto espinal. Se trata del área que rodea a la médula espinal. De esta forma se puede medir la presión que existe en la conducto espinal y en el cerebro. Se puede extraer una pequeña cantidad de líquido cefalorraquídeo (LCF) y enviar a examinar para determinar si existe una infección o algún otro problema. El líquido cefalorraquídeo es el líquido que baña al cerebro y a la médula espinal del niño.

  • Cultivos de sangre.

  • Cultivos de orina. Ésta puede obtenerse con un catéter o, en ocasiones, por medio de una punción suprapúbica, la inserción de una aguja en la vejiga a través del bajo vientre.

  • Cultivos de fluidos obtenidos de tubos y catéteres insertados en el bebé.

  • Radiografía. Son pruebas de diagnóstico que utilizan rayos de energía electromagnética invisibles para generar imágenes de tejidos internos, huesos y órganos en una placa radiográfica.

También se pueden realizar procedimientos para determinar cuál antibiótico o medicamento es más efectivo para tratar el microorganismo específico.

Tratamiento de la sepsis

El médico de su bebé determinará el tratamiento específico para la sepsis según lo siguiente:

  • La edad de su bebé, su estado de salud general e historia clínica

  • Magnitud de la enfermedad

  • Tolerancia del bebé a medicamentos específicos, procedimientos o terapias

  • Expectativas para el curso de la enfermedad

  • Su opinión o preferencia

El diagnóstico y tratamiento temprano de la infección son importantes para ayudar a evitar que la sepsis abrume el cuerpo del bebé. Sin embargo, en los cultivos de sangre y fluidos corporales el organismo puede tardar varios días en crecer y ser identificado. Por este motivo, en los bebés que tienen alto riesgo de contraer sepsis, como los bebés prematuros o con bajo peso al nacer, se puede iniciar el tratamiento con antibióticos tan pronto como se toman los cultivos. La mayoría de los medicamentos se administra por vía intravenosa (IV, por sus siglas en inglés).

La sepsis puede representar una amenaza para la vida, ya que la infección puede afectar varios sistemas a la vez. Esto puede hacer que suministrar tratamiento sea más difícil. Los bebés con sepsis necesitarán atención en la unidad neonatal de cuidados intensivos (UNCI) y pueden necesitar antibióticos, otros medicamentos y tratamientos especializados (como un ventilador mecánico). El personal de salud trabajará para suministrar el mejor tratamiento para la infección y cuidado para su bebé.

Memorial Health System’s Accreditations & Awards
Memorial Health System
401 Matthew Street, Marietta, OH 45750
(740) 374-1400
© 2014, Memorial Health System.
Belpre Campus ER 10 min
Marietta Memorial ER 12 min
Selby ER 10 min
Physicians Care Express-Marietta 10 min
Physicians Care Express-Belpre 10 min
Back to Top