A- A+

Bookmark and Share

Back to Adult Spanish Conditions

Dermatitis Atópica ó Eczema

¿Qué es la dermatitis atópica?

La dermatitis atópica, también llamada eczema, es un desorden de la piel hereditario y crónico que afecta mayormente a los bebés o a los niños pequeños, y puede persistir hasta que el niño alcanza la adolescencia o la edad adulta. El eczema provoca comezón, enrojecimiento y escamación.

Los padres con eczema tienen más probabilidades de tener hijos con eczema. Sin embargo, la manera exacta en que pasa de los padres a los hijos no se conoce. También hay una asociación con asma y fiebre de heno. Entre los niños que tienen eczema, la mayoría muestra signos de eczema en el primer año de vida y el 90 por ciento en los 5 primeros años. No es común que un adulto desarrolle la dermatitis atópica sin tener historia del mismo en su niñez. La dermatitis atópica no es contagiosa.

La condición puede agravarse debido a la acción de diferentes desencadenantes. Por ejemplo, el eczema tiende a agudizarse en épocas de estrés, cuando la temperatura es extremadamente elevada o baja, cuando el paciente sufre una infección bacteriana o cuando la piel resulta irritada por el contacto con tejidos (lana) o detergentes.

¿Cuáles son sitios comunes y los síntomas del eczema?

La distribución del eczema puede variar con la edad. En bebés y niños pequeños, el eczema suele localizarse en la cara, la parte externa de los codos y en las rodillas. En los niños mayores y adultos, en cambio, tiende a manifestarse en manos y pies, brazos y en la parte posterior de las rodillas. A continuación, se enumeran los síntomas más comunes del eczema. Sin embargo, cada persona puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Piel reseca, con comezón.

  • Pequeños bultos que se abren y exudan al rascarse.

  • Enrojecimiento e inflamación de la piel.

  • Engrosamiento de la piel (en el caso de eczema crónico).

El rascado y frotamiento excesivos pueden rasgar la piel y provocar una infección. Los síntomas de eczema pueden parecerse a los de otras condiciones de la piel. Siempre consulte a su médico para el diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica el eczema?

La dermatitis atópica es muy común. La Academia Americana d Dermatología calcula que, en todo el mundo, 10 a 20 por ciento de los niños tienen eczema. El diagnóstico suele determinarse con un examen físico y la historia médica. El diagnóstico puede incluir:

  • Antecedentes familiares (los niños nacidos de una madre o padre que tiene eczema son más propensos a desarrollar eczema).

  • Antecedentes personales de alergia o asma.

  • Exámenes de sangre.

  • Prueba de parches. Se utiliza para encontrar las alergias mediante la colocación de pequeñas cantidades de sustancias que causan alergia en la piel y monitoreando como responde. 

Tratamiento del eczema

El tratamiento específico del eczema será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

  • Su edad, su estado general de salud y su historia médica.

  • Qué tan avanzada está la reacción.

  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.

  • Sus expectativas para la trayectoria de la reacción.

  • Su opinión o preferencia.

No existe cura para el eczema. Los objetivos del tratamiento consisten en reducir la picazón e inflamación de la piel, humectar la piel y prevenir las infecciones.

Control de los síntomas de eczema

Las siguientes son sugerencias para el control del eczema:

  • Evite el contacto con agentes irritantes, según lo indique su médico.

  • Tome baños o duchas cortos con agua tibia.

  • Emplee buenas técnicas de cuidado de la piel.

  • Prevenir infecciones.

  • No utilice jabones fuertes. Solicite a su médico que le recomiende una marca.

  • Vístase con ropa ligera – el sudor puede empeorar el eczema.

  • Utilice lociones lubricantes al menos una vez al día. Solicite a su médico que le recomiende una marca.

  • Evite rascar el área afectada.

  • Disminuya al mínimo el estrés.

  • Implementar cambios de estilo de vida que previenen los brotes.

Su médico puede también recetarle medicamentos en los casos severos. Los siguientes medicamentos son los más utilizados para tratar el eczema:

  • Antihistamínicos. Estos medicamentos ayudan a disminuir la comezón. La difenildramina (Benadryl) o la hidroxicina (Atarax) son ejemplos de este tipo de antihistamínico. Estos medicamentos pueden causar somnolencia que puede ayudar con el sueño. Este es considerado uno de los beneficios principales de los antihistamínicos como dormir lo suficiente es necesario para la curación de la piel. Existen algunos antihistamínicos nuevos disponibles en el mercado que no provocan somnolencia. Consulte a su médico para obtener más información.

  • Cremas esteroides. Estos medicamentos tópicos ayudan a disminuir la inflamación de la piel y también alivian la comezón y la hinchazón. Los esteroides tópicos se encuentran entre los medicamentos más comúnmente utilizados para reducir los signos y síntomas de eczema. Hay diversos esteroides tópicos de distintas concentraciones. El uso excesivo de esteroides es potencialmente dañino para la piel. Siga el consejo del médico de su hijo.

  • Antibióticos orales. Estos medicamentos matan las bacterias conocidas por causar infecciones donde existe eczema. Rascarse la piel afectada es una forma común de introducir bacterias al área que conduce a la infección. Se puede tomar una muestra de una parte del cuerpo que se sospecha que está infectada para realizar un cultivo en un laboratorio, a fin de determinar qué tipo de antibiótico se debe usar en procura del tratamiento más eficaz. Es importante que tome el antibiótico exactamente como fueron recetados incluyendo la duración. La interrupción precoz del tratamiento antibiótico aumenta el riesgo de desarrollar bacterias resistentes.

  • Ciclosporina oral. Este medicamento ha sido utilizado durante años para tratar casos de eczema que no responden a otras terapias. Este medicamento se usa principalmente para prevenir un rechazo después de un trasplante de órgano. Suprime el sistema inmunológico, bloqueando la reacción alérgica y previniendo un brote de eczema. Está disponible en cápsula o líquido. Tiene muchos efectos secundarios potenciales que deben observarse. Consulte a su médico según sea necesario.

  • Fototerapia (terapia de luz). Dos tipos de tratamiento son utilizados para tratar el eczema incluyendo la radiación ultravioleta (UV) la terapia de luz y PUVA (quimioterapia). La terapia de luz usa la luz UV de longitudes de onda específicas para dirigir el sistema inmunológico y prevenir una reacción exagerada que conduce a la inflamación. La fototerapia suele utilizarse en combinación con otras terapias en algunos pacientes. Hay riesgos y beneficios de la terapia de luz que deben medir cuidadosamente con su médico.

  • Inmunomoduladores tópicos (TIM) Los inmunomoduladores tópicos son una clase nueva de medicamentos para el tratamiento del eczema. Estos medicamentos se aplican directamente sobre la piel para modificar la respuesta inmunológica.  

Puede haber otras opciones apropiadas de tratamiento disponibles que pueden ser discutidos con su médico.

Memorial Health System’s Accreditations & Awards
Memorial Health System
401 Matthew Street, Marietta, OH 45750
(740) 374-1400
© 2014, Memorial Health System.
Belpre Campus ER 15 min
Marietta Memorial ER 10 min
Selby ER 14 min
Physicians Care Express-Marietta 13 min
Physicians Care Express-Belpre 33 min
Back to Top