A- A+

Bookmark and Share

Back to Pediatric Spanish Conditions

Enfermedad de Kawasaki

¿Qué es la enfermedad de Kawasaki?

La enfermedad de Kawasaki es la forma más común de vasculitis que afecta principalmente a los niños. Esta enfermedad produce irritación e inflamación de muchos tejidos del cuerpo, incluyendo las manos, los pies, los blancos de los ojos, la boca, los labios y la garganta. También se caracteriza por la fiebre alta y la hinchazón de los ganglios linfáticos. La inflamación genera incomodidad, pero se resuelve con el tiempo. Sin embargo, la amenaza principal de la enfermedad de Kawasaki reside en su efecto sobre el corazón y los vasos sanguíneos. Las compliaciones relacionadas con el corazón pueden ser temporarias o pueden afectar al niño a largo plazo. En el 15 a 25 por ciento de los niños que padecen la enfermedad de Kawasaki el corazón resulta afectado y, especialmente, las arterias coronarias.

La enfermedad de Kawasaki se conoce también como síndrome de ganglios linfáticos mucocutáneos.

¿Con qué frecuencia ocurre?

La enfermedad de Kawasaki es bastante común en los Estados Unidos.  Según la asociación americana del corazón, la enfermedad es una causa importante de la enfermedad cardíaca en niños.  Diagnostican a cerca de 4.000 niños en los Estados Unidos cada año.  La enfermedad de Kawasaki, junto con fiebre reumática aguda, es la causa principal de la enfermedad cardíaca adquirida en niños en los Estados Unidos y el Japón.

¿A quiénes afecta la enfermedad de Kawasaki?

La enfermedad de Kawasaki se diagnostica más a menudo en Japón que en cualquier otro país. En EE.UU., los niños de origen asiático o asiático americano se ven afectados con mayor frecuencia que otras razas, aunque la enfermedad de Kawasaki puede darse en cualquier grupo racial o étnico.

La vasta mayoría de los niños que desarrollan la enfermedad de Kawasaki tienen menos de 5 años. La edad promedio de los niños afectados por la enfermedad es de 2 años. Los niños que la padecen duplican el número de niñas afectadas.

¿Cuáles son las causas de la enfermedad de Kawasaki?

No está claro cuáles son las causas de la enfermedad de Kawasaki. Los científicos creen que el responsable puede ser un virus, pero aún se está investigando al respecto. La enfermedad de Kawasaki no parece ser contagiosa ni hereditaria. En un momento se pensó que la enfermedad de Kawasaki estaba vinculada con el método de limpieza de alfombras y tapetes en años recientes; sin embargo, ningún estudio ha demostrado que ésta sea una de las causas de la enfermedad.

No es común que más de un niño de la familia desarrolle la enfermedad. En consecuencia, menos del 2 por ciento de las personas con la enfermedad de Kawasaki desarrollan la enfermedad más de una vez.

¿Por qué preocupa la enfermedad de Kawasaki?

La enfermedad de Kawasaki puede generar mucha incomodidad ya que causa fiebre, irritación e inflamación en muchos tejidos del cuerpo. No obstante, estos síntomas generalmente siguen su curso y se resuelven en algunas semanas. La mayor preocupación relacionada con la enfermedad de Kawasaki es que el corazón y los vasos sanguíneos resulten comprometidos.

Las arterias coronarias son los vasos que le proporcionan al músculo cardíaco el suministro de sangre rica en oxígeno. La enfermedad de Kawasaki puede debilitar la pared de una o más arterias coronarias, ocasionando que las mismas muestren protuberancias o globos. Esta área debilitada y englobada se denomina aneurisma.

En dicha área pueden formarse coágulos de sangre capaces de bloquear el flujo sanguíneo a través de la arteria coronaria. Cuando esto sucede, el músculo cardíaco no recibe un suministro adecuado de sangre rica en oxígeno (roja) y puede dañarse. En contadas ocasiones, el aneurisma puede reventar.

La enfermedad también puede ocasionar que el músculo cardíaco (miocardio) se irrite e inflame, así como también la membrana que cubre el corazón (pericardio). Los ritmos cardíacos irregulares y los problemas de las válvulas del corazón también pueden ocurrir en la enfermedad de Kawasaki.

En la mayoría de los casos, los efectos sobre el corazón ocasionados por la enfermedad de Kawasaki son temporarios y se resuelven a las cinco o seis semanas. Sin embargo, los problemas de las arterias coronarias a veces persisten por períodos más prolongados.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad de Kawasaki?

A continuación se enumeran los síntomas más comunes de la enfermedad de Kawasaki. Sin embargo, cada niño puede experimentarlos de manera diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Fiebre moderada a alta (38 °C a 40 ºC) que sube y baja durante un máximo de tres semanas.

  • Irritabilidad.

  • Glándulas linfáticas inflamadas en el cuello.

  • Erupción de color rojo brillante en la espalda, el pecho, el abdomen y/o la ingle.

  • Ojos inyectados de sangre.

  • Sensibilidad a la luz.

  • Lengua hinchada, blanca.

  • Labios secos, rojos, agrietados.

  • Superficies interiores de la boca de color rojo oscuro.

  • Palmas de las manos y plantas de los pies rojas, hinchadas.

  • Piel con exfoliación alrededor de las uñas, las manos o los pies.

  • Dolor e hinchazón de las articulaciones.

Los síntomas de la enfermedad de Kawasaki pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte al médico de su hijo para el diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad de Kawasaki?

El médico de su hijo obtendrá una historia médica y llevará a cabo un examen físico. Es necesario que se presenten varios de los síntomas mencionados anteriormente para que el médico de su hijo considere la enfermedad de Kawasaki como causa de los trastornos.

Los exámenes de diagnóstico también pueden incluir:

  • Electrocardiograma (ECG o EKG)  -  examen que registra la actividad eléctrica del corazón, muestra los ritmos anormales (arritmias o disritmias) y detecta el daño del músculo cardíaco.

  • Ecocardiograma (eco)  -  procedimiento que evalúa la estructura y la función del corazón utilizando ondas sonoras que se registran en un sensor electrónico para producir una imagen en movimiento del corazón y las válvulas del corazón.

  • Radiografía  -  examen de diagnóstico que utiliza rayos invisibles de energía electromagnética para producir imágenes de los tejidos internos, los huesos y los órganos en una placa.

  • Hemograma (CBC)  -  medición del tamaño, el número y la madurez de las diferentes células sanguíneas en un volumen de sangre específico. El médico buscará un aumento en el recuento de glóbulos blancos que normalmente se multiplican en presencia de la infección y también puede llegar a observar niveles de plaquetas elevados con la enfermedad de Kawasaki.

  • Velocidad de sedimentación globular (ESR)  -  medición de la rapidez con la que los glóbulos rojos caen en el fondo de un tubo de ensayo. Cuando hay hinchazón e inflamación, las proteínas de la sangre se agrupan y pesan más de lo normal. Por eso, cuando se las mide, caen y se depositan más rápido en el fondo del tubo de ensayo. Generalmente, cuanto más rápido se depositan las células de la sangre, más grave es la inflamación.

  • Análisis de orina  -  se analiza una muestra de orina en busca de proteínas, glóbulos rojos, glóbulos blancos o cilindros que indiquen la enfermedad del riñón, que se asocia con varias enfermedades reumáticas.

Tratamiento de la enfermedad de Kawasaki

El tratamiento específico de la enfermedad de Kawasaki será determinado por el médico de su hijo basándose en lo siguiente:

  • La edad de su hijo, su estado general de salud y su historia médica.

  • Qué tan avanzada está la enfermedad.

  • La tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.

  • Sus expectativas para el desarrollo de la enfermedad.

  • Su opinión o preferencia.

Antes de que el médico diagnostique la enfermedad de Kawasaki, el objetivo del tratamiento es proporcionarle comodidad a su hijo. La reducción de la fiebre y el aumento de los líquidos son muy útiles. A menudo, para bajar la fiebre se utilizan el acetaminofeno o el ibuprofeno.

Una vez que se diagnostica la enfermedad de Kawasaki, el médico de su hijo puede prescribir aspirina para ayudar a reducir la inflamación producida por la enfermedad, así como para prevenir la formación de coágulos. Sin embargo, siempre consulte al médico antes de suministrarle aspirinas a su hijo. Algunos niños se benefician de una medicación intravenosa (IV) denominada gamaglobulina, que puede disminuir el riesgo de que el corazón se afecte. Es posible que su hijo necesite permanecer en el hospital por algunos días si se prescribe gamaglobulina IV.

¿Se puede prevenir la enfermedad de Kawasaki?

Actualmente no existe ningún método conocido para prevenir la enfermedad de Kawasaki.

Perspectivas a largo plazo después de la enfermedad de Kawasaki

Aproximadamente el 80 por ciento de los niños que padecen la enfermedad de Kawasaki se recuperan totalmente una vez tratada la enfermedad. Si se detecta un aneurisma, los ecocardiogramas deberán repetirse periódicamente, a veces durante varios años después de la enfermedad. Es posible que algunos problemas cardíacos no sean evidentes de inmediato, por lo tanto es importante acordar citas de seguimiento con el médico si su hijo no se siente bien.

Existe el riesgo de desarrollar en forma temprana enfermedad de las arterias coronarias después de padecer la enfermedad de Kawasaki. Por lo tanto, las medidas preventivas como hábitos de vida saludables para el corazón y un seguimiento regular con un cardiólogo se deben continuar durante toda la vida del paciente.

Consulte al médico para obtener más información acerca de la perspectiva específica para su hijo.

Memorial Health System’s Accreditations & Awards
Memorial Health System
401 Matthew Street, Marietta, OH 45750
(740) 374-1400
© 2014, Memorial Health System.
MMH Emergency Department 40 min
Selby General 10 min
Physicians Care Express-Marietta 33 min
Physicians Care Express-Belpre 22 min
Back to Top